Rosalía: una flamenca de mi tiempo

Hace unos meses que mi calma se esfumó, y aunque intento al menos buscar claridad, es una época del año poco tranquila. Aún así, me apetecía dejar mi visión personal en flamencólica sobre la artista catalana Rosalía, una mujer que está dando que hablar en el panorama musical.

Rosalía Vila es para mí una artista, en toda su extensión. Tiene una voz prodigiosa, su talento la hace transmitir emoción y tiene inquietudes musicales. La percibo infinita y atemporal. Me resulta difícil encontrar a personas coherentes y conscientes como ella en una sociedad donde solo nos educan y nos reeducan para pensar qué consumir. Creo que conoce el flamenco muy bien, lo valora y lo respeta. Es una persona preparada para el mundo y me gusta que me transmita todo esto. Ella dice que se siente cantaora pero no en el sentido clásico de la palabra. También dice que se considera una flamenca de su tiempo.

La coherencia se pierde en la promoción de su primer trabajo discográfico. La presentan como una chica de solo 23 años, catalana y sin tradición flamenca. Quién elaboró su plan de impulso mediático no conoce el flamenco. Con 23 años muchos artistas flamencos han sido ya figuras, su procedencia no es llamativa si apostamos por la universalidad del flamenco o si cogemos como referencias a Mayte Martín o Miguel Poveda y si no tiene tradición flamenca no es la primera ni la última. Una mala estrategia comercial, porque así no la escuchan, y si la escuchan la culpan y si la culpan nunca la comprarán. Es más, acaba de comenzar una carrera musical que para muchos ya ha terminado.

Su primer disco se llama “Los Ángeles” y el hilo de su propuesta musical es el flamenco. Respiro. Ha escogido letras flamencas populares que hablan sobre la muerte, un recurso unido a esta música desde siempre. Respiro. ¿Y qué más? Yo también me considero una flamenca de mi tiempo, porque para ser flamenca no hace falta ni cantar, ni bailar, ni tocar un instrumento… es un sentir. Se puede ser flamenca y no hacer un disco flamenco.

¿Es flamenca la propuesta musical de Rosalía? Para mí no. Su propuesta musical no está compuesta de palos del flamenco. Los palos o cantes flamencos se interpretan a partir de una base definida, pero, flexible; lo que te permite crear nuevas líneas melódicas, personalizarlas o tener una forma cantaora diferente. Así lo demuestra su amplio manto de estilos. Para mí, Rosalía no tiene cante en “Los Ángeles”; su estética es conceptual, su música es quizá experimental y parte del flamenco pero lleva otro camino. Busca registros y formatos con su voz de cristal; frágil, transparente, hiriente. Entiendo que Pepe Habichuela le dijera que cantaba como una vieja, si escuchas a Rosalía cantando flamenco tiene el timbre de voz de los cantaores de hace un siglo; y si hubiera grabado cante con una guitarra como Habichuela hubiera sido puro almíbar. Pero no ha sido así. Los arreglos, el acompañamiento y el concepto general de su disco no te comunican eso. Rosalía Vila es íntima y espiritual, Raül Refree es austero y basto. Su fórmula es novedosa porque imprimen su propia personalidad. Pero para mí el flamenco es otra cosa bien distinta.

El flamenco está en una etapa de tránsito donde los concursos pierden la batalla, los festivales están politizados y las peñas tienen un formato desgastado; en medio de esto, crece una nueva corriente donde el flamenco se descontextualiza y se saca de su ámbito natural conviviendo con la existencia de las formas tradicionales, de lo clásico, de lo ortodoxo. Puro no. El flamenco no es puro porque lo parió el mestizaje.

Creo que la existencia de esta nueva corriente de exploración, vanguardia y experimentación puede resultar interesante con artistas como Rosalía; siempre y cuando tengamos claro que representa y que nos ofrece su voz. Siempre y cuando no se confunda al público; si el espectador va a un espectáculo de Rosalía y sale pensando que eso es flamenco creo que, o le falta información o la información facilitada es incorrecta. Y esto es lo que a mí no me gusta. La confusión, la ignorancia. Si un sector de la afición cabal no considera que su trabajo es flamenco no es necesario llenarla de maldiciones, se expresa con respeto, se argumenta, hay mil formas de ser civilizado. Meditemos, razonemos.

Una opinión personal no significa estar en posesión de la verdad absoluta, decir que Rosalía no canta flamenco en su primer disco tampoco creo que sea una atrocidad, valoro su arte y no vivo encerrada en escalas frigias constantemente. Creo que aporta, pero no revoluciona. Quizá el eje de la polémica es que su carta de presentación ha sido “Los Ángeles” y no tenemos otro trabajo como referencia, si Rosalía se hubiera presentado con un disco de corte clásico y después hubiera realizado “Los Ángeles”, la opinión de muchos sería distinta, igual que sería distinto el momento para la artista. Pienso que ha llegado para quien la quiera disfrutar y la acepte tal y como es, sin comparaciones y sin pretensiones. Aquí. Ahora.

Me gusta que se sienta flamenca y haya querido dar el primer paso de su camino desde la emoción, la transmisión, el conocimiento. El flamenco siempre es un buen punto de partida.

Porque el flamenco también es música.

Porque la música también es libertad.

Anuncios

2 comentarios sobre “Rosalía: una flamenca de mi tiempo

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: