Mayte Martín: su historia hace 30 años

Tenía unos números de la ya desaparecida revista “Sevilla Flamenca” escondidos al lado de la chimenea… en una de estas noches que no son ni de otoño ni de verano las ojeé porque no recordaba exactamente porque las tenía apartadas. Uno de los motivos era esta entrevista a Mayte Martín cuando era una jovencísima cantaora catalana que ya despuntaba. Mayte responde a las preguntas de Juan Toro allá por noviembre de 1984, hace 30 años. He decido transcribirla y compartirla con vosotros -las fotografías no son las correspondientes- porque me parece interesante como ha cambiado y evolucionado el flamenco y también, la artista en cuestión.

Entrevista a Maite Martín (Noviembre, 1984) por Juan Toro para Sevilla Flamenca.

Maite Martín es -sin duda alguna una de las mas firmes promesas que existen en el panorama cantaor de Cataluña. Desde hace nueve años, en que alentada por su padre se presentó por primera vez a un concurso, Maite ha ido superándose hasta llegar a ser una de las cantaoras más codiciadas por todas las peñas de Barcelona y su contorno. El veredicto de quienes la han escuchado es unánime: “Maite tiene madera, si se le ayuda, y sigue en esa línea recta tenemos entre nosotros a una gran cantaora”.
Es catalana de nacimiento, aunque de padre malagueño y gran aficionado, y tiene 19 años dispuestos a dar la batalla en este difícil y complicado mundo del flamenco, del que un día no muy lejano puede ser parte importante. Estamos en definitiva ante una joven y cabal aportación a nuestro singular arte.

– Primeramente, me gustaría que nos contaras, cómo te iniciaste en el flamenco y a qué edad.

Fue a raíz de un concurso que organizaba unos grandes almacenes, yo contaba entonces con diez años de edad y no sabía lo que era cantar en público, solo lo había hecho para mi familia, amigos, ect… pero mi padre me inscribió y gané el primer premio. Este primer premio incluía una semana de promoción en la radio, y fue precisamente en estos siete de días de promoción, donde empezó a gustarme todo esto. Poco después me llamó Andrés Caparrós y otros, a partir de aquí ya comencé a visitar las peñas poco a poco hasta hoy.

 

– ¿Algún antecedente cantaor en tu familia?

Bueno hubo un tío mío por parte de mi padre por lo que dicen que cantaba bastante bien.

– De todos los cantaores o cantaoras que has escuchado, bien haya sido en disco o bien en directo ¿Quién te ha gustado o te gusta más?

En realidad, hay muchos que me gustan, pero sobre todo Camarón, ese arte que él tiene es muy difícil tenerlo, aunque cada uno tiene algo distinto que me gusta.

– ¿Crees que el flamenco atraviesa un buen momento?

Creo que sí, hay muy buenos artistas que cantan muy bien, y hacen que el flamenco no decaiga. Lógicamente tiene que haber de todo, pero en general creo que están en buen momento.

– Una de las pocas artistas punteras que hay en Cataluña sin haber grabado todavía eres tu ¿Para cuando ese disco?

A mi me es muy difícil cantar sin el ambiente propicio, eso de cantar delante de unos micrófonos, con un señor controlándote el sonido, ect… es para mi casi un sacrificio, porque sé que si grabo un disco, solamente podré dar un diez por ciento de mis posibilidades, de todas formas, lo estoy preparando y puede que pronto me anime y lo haga.

– ¿Has cantado muchas veces en Andalucía?

Solo he tenido la suerte de cantar en Andalucía una vez, fue en el año 83, en el Concurso de Córdoba.

– Se ha comentado que no te trajistes el primer premio de bulerías por ser catalana, ¿Qué tienes tu que decir a esto?

Tengo que decir que no es verdad. Si yo no gané en Córdoba fue porque no haría los méritos suficientes. Estos comentarios de los que me hablas han sido una mala interpretación de unas explicaciones mías. En realidad, lo que yo quise decir es que cuando eres “forastero” no se te presta el mismo apoyo que si eres un artista local, esto fue un poco lo que yo noté en Córdoba, tanto por parte del público como por parte del jurado. Como ejemplo te diré que cuando hice la prueba de los tres cantes a los que yo me inscribí – soleá, seguiriya y bulería- al terminar el cante por seguiriya, no me hicieron ni una palma, cosa que no había pasado con ningún otro concursante, sin embargo pasé a la final de seguiriyas. Luego canté por bulerías al estilo de Jerez, y no descalificaron porque al final hice un trocito que decían que era cuplé, concretamente eso del “Perrate” que dice: “Ayer tu niña en la calle me dijo que la besara”. A continuación, salió un cantaor de Córdoba, cantó una bulería de “Pansequito”, exactamente igual que él, un calco, sin embargo, salió adelante. En resumen, te puedo decir que en Córdoba vi un poco de injusticia y me sentí un tanto desplazada, no obstante la experiencia fue maravillosa y pienso volver.

– ¿Qué diferencia encuentras entre el ambiente flamenco de Andalucía y el de Cataluña?

Muchísima. Mira, aquí subes al escenario a cantar por seguiriyas -ejemplo- y al final haces el cambio de Molina, gesticulas con las manos que parece que te vas a romper y la gente se vuelve loca contigo, y posiblemente – al menos a mi me pasa esto- lo que has cantado antes del cambio es más difícil, y ahí no te hacen ni caso.
Allí en Andalucía no pasa esto, allí te jalean cuando pegas un buen pellizco, y te sale del alma, es un público más purista, se mete más en el cantaor.
También tengo que decir que aquí hay una minoría que es entendida, pero como tu me has preguntado en términos generales, yo te digo en general – y que me perdonen mis amigos- en Andalucía se entiende el flamenco mucho más que aquí. Como te he dicho antes, solo he cantado una vez allí y fue algo que no olvidaré nunca, algo estupendo a pesar de las dificultades que te he contado.

– Maite: tú que eres una de las cantaoras que más trabajan en Cataluña, creo que eres la persona ideal para responder a esta pregunta: ¿Se gana aquí lo suficiente como para vivir del flamenco?

En absoluto. Aquí es practicamente imposible vivir del flamenco, al menos por el momento.

– ¿Y no te sientes a veces un poco cansada de ir de peña en peña sin cobrar ni una peseta?

Naturalmente, me siento cansada a veces, pero yo cuando visito una peña es por que en ella hay algo que merece la pena, a mi ir a las peñas sin cobrar no me molesta excesivamente, me molesta mucho mas que no aprecien lo que hago. También creo que si a los cantaores y cantaoras de aquí, nos llaman a las peñas es porque les gustamos, sin embargo ala hora de hacer un festival importante, que nos pueda dar un poco de rango, no cuentan con nosotros, yo no lo entiendo.

– ¿Tu crees que hay cante payo y cante gitano?

Por supuesto. Creo que la diferencia no está en los cantes, sino en la forma de hacerlos. Las voces, la forma de cantar, e incluso te diría que los gestos de un gitano son totalmente diferentes a los de un payo, hay una gran diferencia.

– Además de artista, ¿Es buena aficionada Maite Martín?

En realidad, lo de estudiar los cantes, sus raíces, ect… me ha dado hace poco, pero cada día tengo más interés y me preocupo bastante del estudio.

– De los antiguos ¿Quién te gusta más?

Hay muchos. Juan Talega, “El Perrate, “La Piriñaca”.

– Y ¿Antonio Mairena?

Un gran cantaor, pero me gustaba más como conocedor de los cantes, es una eminencia, para mí es como un consultor, siempre que tengo alguna duda echo mano de sus discos para aprender y saber cosas.

– ¿Cuáles son tus cantes preferidos, en los que más a gusto te siente?

Soleá, seguiriya y bulería.

– ¿Qué te gustaría aportar al flamenco?

Yo creo que todos aportamos algo, a mí me dicen que soy “Camaronera”, puede que me parezca en algo, pero ni yo canto como él, ni él canta como yo, pienso que todos tenemos algo distinto, pero si se me tuviera que conocer por algo en especial, me gustaría que fuera por tener mucho compás, es lo que más admiro en un cantaor.

– ¿Crees que la mujer tiene más dificultades que el hombre para abrirse camino en el mundo del flamenco?

Sí, ademas a los hombres – me refiero a los que cantan- no les gusta que haya mujeres que canten medianamente bien, no sé porqué. Hace unos días fui a un festival que se celebró en Cornellá, donde solamente actuábamos mujeres y te puedes creer que no había ni un solo cantaor entre el público, es algo que no se entiende, teniendo en cuenta la cantidad de cantaores aficionados que hay en Cornellá.

– ¿Qué te parece el hecho de que hayan concedido el Congreso de Actividades Flamencas a Hospitalet para el año 86?

Todo lo que sea realizar el flamenco en Cataluña me parece bien. Creo que cosas como éstas nos hacen mucha falta.

– ¿Y la guitarra, como la ves en estos momentos?

Bien, hay muy buenos guitarristas actualmente, aunque concretamente aquí en Cataluña son muy pocos los que me gustan acompañando, hay muchos que tienen facultades, y que se “comen” la guitarra, pero a la hora de acompañar, no me gustan. Aquí se prodigan más los tocaores para concierto que para acompañar. Yo soy de las que piensan que el tocaor, cuando acompaña al cante debe situarse en segundo plano, la guitarra tiene que seguir al cante. Hay guitarristas que antes de que el cantaor dé el tono, ya lo dan ellos, y esto no es así.

– ¿Con qué guitarrista te gustaría grabar?

A mí me gusta mucho Salvador de María, que es un muchacho que me suele acompañar en las peñas, festivales, ect… Quizás yo saldría más beneficiada si me acompañara un primera figura, pero estoy muy contenta con Salvador, y él será quien me acompañe en el disco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: