La madre que me parió

Recuerdo su mirada de admiración desde que era pequeña y bailaba, es la misma que le pone a mi padre cuando lo escucha, aún la tiene

La fragilidad de la historia

Cuando algo se rompe, me da por escribir. La historia puede cambiar es un segundo, a menudo lo he vivido en el flamenco, en el día a día, en los libros de historia, en los símbolos que se crean con frecuencia para aplacar nuestra conciencia. En la lucha de ese poder que reside en la... Leer más →

La tormenta de Paco de Lucía

En principio valoré la idea no de escribir sobre él, pero si hay un genio que me ha marcado, de los pocos que el flamenco tiene, ese ha sido Paco de Lucía. Tuve la suerte de viajar hasta Marruecos para poder disfrutar de él, o eso pensaba, pero mi experiencia con el guitarrista es la... Leer más →

El despertar de las letras flamencas

Las letras para mí enriquecen mucho al flamenco, porque el flamenco tiene esa suerte de poder cambiar las letras del palo que se canta, cosa que en otras músicas no se pueden hacer porque no se cantan palos, se cantan canciones

La ilusión de papel

Me rebusqué por dentro para sacar recursos y modelar el borrador. Ordené puntos, escribí, reescribí, cambié, eliminé y corregí. Prevaleció lo que consideré vital para entender el concepto de Flamencólica... una batería de relatos cortos, veintitantos, en cien páginas.

El camino de Soleá Morente

Soleá a veces me recuerda a la autenticidad de Camela, a la fragilidad de Jeanette, a la frescura de Las Grecas o a la energía de Alaska. Si a todo esto le sumo su genética es una bomba. Una declaración de intenciones que la lleva a nutrirse de música, en su más amplio concepto.

La nueva doctrina flamenca

Estamos viviendo un cambio en las programaciones de los festivales flamencos más importantes, han rebajado los filtros y alejado la frontera; el flamenco de raíz lo divisamos cada vez más lejos en el horizonte. Preocupa, entristece, indigna.

Bernardo Miranda: el cante que viene

Estas tonás han sido el error de este trabajo discográfico. Cuando escuchas la voz desnuda y flamenca de Bernardo Miranda rebuscándose de esa manera tan soberbia, me han sobrado todos los adornos que he escuchado anteriormente.

Cristo Heredia: un viaje a Almeraya

Un proyecto musical de corte clásico en el que se intuye un trabajado estilo con toques actuales.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: