La ilusión de papel

Me rebusqué por dentro para sacar recursos y modelar el borrador. Ordené puntos, escribí, reescribí, cambié, eliminé y corregí. Prevaleció lo que consideré vital para entender el concepto de Flamencólica... una batería de relatos cortos, veintitantos, en cien páginas.

Anuncios

El camino de Soleá Morente

Soleá a veces me recuerda a la autenticidad de Camela, a la fragilidad de Jeanette, a la frescura de Las Grecas o a la energía de Alaska. Si a todo esto le sumo su genética es una bomba. Una declaración de intenciones que la lleva a nutrirse de música, en su más amplio concepto.

La nueva doctrina flamenca

Estamos viviendo un cambio en las programaciones de los festivales flamencos más importantes, han rebajado los filtros y alejado la frontera; el flamenco de raíz lo divisamos cada vez más lejos en el horizonte. Preocupa, entristece, indigna.

Bernardo Miranda: el cante que viene

Estas tonás han sido el error de este trabajo discográfico. Cuando escuchas la voz desnuda y flamenca de Bernardo Miranda rebuscándose de esa manera tan soberbia, me han sobrado todos los adornos que he escuchado anteriormente.

Cristo Heredia: un viaje a Almeraya

Un proyecto musical de corte clásico en el que se intuye un trabajado estilo con toques actuales.

Querida Guiomar

Cuando pasó más de un mes de ese reencuentro, recibí un mensaje de tu madre donde me decía que estaba embarazada, desde antes de llegar a La Unión.

Balance flamencólico del Cante de las Minas 2017

Hubo artistas consagrados, lámparas mineras que continúan su carrera en el cante con éxito, juventud y riesgo; estas dos últimas premisas podrían haber brillado mucho más si hubieran generado un contraste más flamenco. Y por qué no, tener en cuenta no solo a Lámparas Mineras, sino programar también a Desplantes, Bordones y Filones.

Rosalía: una flamenca de mi tiempo

Para mí, Rosalía no tiene cante en “Los Ángeles”; su estética es conceptual, su música es quizá experimental y parte del flamenco pero lleva otro camino. Busca registros y formatos con su voz de cristal; frágil, transparente, hiriente.

¿Cantes de Levante o Cantes de las Minas?

Este interrogante ha sido de las cosas que más me costó a aprender porque en un principio yo metía todo en el saco de cantes de levante y lo que me sobraba en el saco de cantes libres. Pues no, la clasificación mía era errónea.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: