ATEMPORAL

Hoy quería escribirle a él, a mi, a nosotros. Tengo la sensación que siempre estamos los dos en el mismo punto, pero yo a veces me aburro de disimular, él sin embargo se ha fabricado un atuendo de naturalidad para estos casos extremos. Hay días, espolvoreados en el tiempo y en los años que hace que nos separamos, que aún lo echo de menos. Qué cosas.
Entonces voy a él, que sabe aún sorprenderme y se desnuda despojándose de su traje de piedra y me cuenta la verdad. Sí, es recíproco. Nos echamos. Yo siempre lo he sabido pero nunca he podido demostrarlo. Él odia la mentira, pero a veces me omite la verdad. He tenido un golpe de suerte merecida. Ahora es cuando él lee esto y se arrepiente eternamente de habérmelo dicho, más lo siento yo.

Tengo unas ganas horribles de ir corriendo hacia él y engancharme en su cuello, sentirme segura, comprendida y tranquila; y ver una mirada limpia de cariño como siempre la tuvo, la tuvimos. Su gesto y su detalle me hablarían de todos estos años, me dirían donde estoy yo, que queda de mi después de tanto tiempo y tanta distancia de por medio. Tengo frío y miedo, sin embargo siento que por dentro las dudas me están haciendo arder. Merece la pena saberlo, merece la pena volverlo a sentir, merece la pena romperme como una niña delante de él. No lo sé. Disimulemos. Salir, beber y el rollo de siempre. A lo Iniesta.

Asumamos que nuestra relación ha sido siempre atemporal, y sigue siéndolo, mientras estábamos juntos y después también. No entiende de momentos, de circunstancias, de personas, ni de nada más que no sea el uno y el otro, juntos o separados, con vidas independientes, estables y tranquilas. Que más da, si al final todo me sale siempre bien (del revés) y estamos unidos por algo que no se puede tocar pero que es real. Tenemos una forma de mirarnos y de sentir que con el tiempo no se olvida, ni se transforma, ni se marchita, ni se mata; el tiempo a nosotros no nos afecta, ni nos cambia, ni decide por nosotros. A veces nos gusta, otras nos odiamos por ello. Y disimulamos muy bien.

Desde que él decidió irse no he permitido que nada me haga daño ni que nadie me duela. Eso hay que ganárselo, el sufrimiento gratuito es para ineptos. Me gusta tener una llaga que ha cicatrizado pero no ha desaparecido, es la sangre negra de esta herida brota que me recuerda una y otra vez que él es demasiado para encerrarlo en un recuerdo o guardarlo en un adiós. Él no es perfecto, ni yo tampoco, pero teníamos millones de formas de querernos, demasiadas, y eso no nace en cualquier relación; ¿suerte? quizá. Mejor sentirlo una vez que no conocerlo nunca. Seguiré conociendo a personas que me decepcionen, me desilusionen, me sean indiferentes y me produzcan desinterés, y otras que me despierten lo contrario, pero nada será igual ni habrá mil formas de reír, ni habrá un sentimiento que me haga vibrar porque algo atemporal no quiere irse al olvido, lucha y pelea por seguir viviendo en mi y lleva ganando batallas unos cuantos años. Encima es recíproco, como siempre. Que le vamos hacer, tendremos que disimular.

Aquí estoy, de incógnito, esperándolo en la esquina con las manos vacías metidas en los bolsillos, con la mirada alta, sin escudo en el corazón y con un atuendo de naturalidad prestado. Sin rencor, con ganas de mirarle a los ojos y saber la verdad. Quiero que me recuerde quien soy yo mientras me mira y hasta las palabras se me olvidan, eso es. Puede que encuentre un hilo de vida a su lado o que no encuentre nada más que restos. Me cruzaré contigo pronto y no se como haremos para llegar, al mismo tiempo tu que yo…

No hay canción para esto, ya las he cantado todas.

Anuncios

9 comentarios sobre “ATEMPORAL

Agrega el tuyo

  1. ¡Precioso texto!… muy enternecedor, Ro. No te tapes la boca nunca 'que tus labios son claveles entreabiertos que bebieron las brisas del Oriente'.

    Sige escribiendo Ro…… lo haces maravillosamente.

    Me gusta

  2. Roqui!!! mil gracias!! imagino que escribiste el comentario dos veces porque no se publicaba, primero los reviso, pero me han gustado los dos! jeje, gracias por leerme, por los ánimos de seguir, y por el piropo!! Tienes pa to! No se puede decir que no tienes la luz de Cai y la gracia de la brisa que menea las hojas de tu tierra, un abrazo enorme.

    Me gusta

  3. Qué forma más bonita tienes de expresar tus sentimientos. Síguenos contando tus vivencias, con tus oraciones desnudas, con el uso tan estético que haces de las palabras, directamente brotadas de la última habitación de tus tripas. Jalones de pureza y de verdad. Cuando la herida es placentera significa que el agua oxigenada del alma ha cauterizado el daño. Prosa sincera y generosa. Con todo eso y la sonrisa que se adivina tras el cuello beige, no habrá mundo que no te comas, prima. Un abrazo.

    Me gusta

  4. Hola Javier!!
    Yo tenía miedo de poner esto en un blog así, pues son cosas tan mías que creía que eran difíciles de entender en los corazones ajenos. Ya he visto que no, muchas muchas muchas gracias por tus palabras, tienes toda la razón… me salió de las entrañas como dicen los flamencos el contar esto. Lo único que espero es que la herida placentera como tu bien dices no vuelva nunca a cobrar vida y se quede tal y como está. El mundo me lo como, pero lo mejor es compartirlo con personas como tu primo, un abrazo sincero.

    Me gusta

  5. No sé miedo por qué… es bonito que las personas se desnunden tan vestida como apareces,es bueno expresar los sentimientos,las heridas aparecen se curan vuelven aparecer y se vuelven a curar, y asin toda la vida pero son heridas de puro sentimientos donde la vida te enseñan que solo son heridas.
    Un fuerte beso.

    Me gusta

  6. Carmen, tu eres una sabia de esta vida, a mi me queda tanto por aprender que el solo hecho de tener una cicatriz ya me asusta. Tan vestida y tan desnuda, tan niña y tan mujer. Mi vida esta llena de contrastes que a veces me apetece contar, que no todo es flamenco y fiesta, por suerte o desgracia. Muchas gracias por tu comentario y por leerme, ya que aprendo tanto de ti y me lees tanto que tu reflexión me alaga. Un besazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: