Mairena del Alcor: respirar y escuchar

Llegué sola, crucé el camino y entré sin saber ni donde estaba ni lo que me podía encontrar... y allí estaba Don Antonio Cruz García, en su silla de bronce sentado con su llave en la mano sobre cuatro maestros que también escribieron su nombre en la historia del flamenco.

D. ANTONIO MAIRENA: El calor de mis recuerdos

El Maestro de los Alcores paró una mañana en mi pueblo a tomar café, fue un fin de semana del año 1974 y yo no había nacido. Pero mi padre frecuentaba ese bar porque es el más cercano a casa, y a Mairena nadie lo conoció excepto él.

Soleá del Charamusco: Mis recuerdos

La soleá es mi palo favorito del flamenco, es todo para mi. Un compás con sentimiento y sentido para todo. Es mi melodía perfecta. Una de ellas, la soleá del Charamusco, de D. Antonio Mairena. Este blog tiene poca categoría para ponerla, pero no para contar mi particular historia sobre ella. A menudo escuchaba a mi... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: