La madre que me parió

Recuerdo su mirada de admiración desde que era pequeña y bailaba, es la misma que le pone a mi padre cuando lo escucha, aún la tiene

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: