El dueño del arco iris

Me pregunto si en el cielo hay alguna estrella que sea digna de ti. Me pregunto si te ríes allí, si vas buscando la fe. Me pregunto porqué, me pregunto lo que todas las personas se preguntan, son interrogantes de impotencia y rabia. Y sigo en silencio, como comencé a escribirte.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: