Cosas que nunca debes olvidar: mi libreta

Comienza el año de mi flamencolismo con una inspiración anónima, además de comenzar el año distinto, con buen sabor y buenas perspectivas. Cambios positivos, por fin.

Todo el mundo debería de tener una libreta para apuntar las cosas que nunca debes de olvidar, y no me refiero a la cita del dentista o la lista de la compra. Existen otros motivos que si los olvidas bien puede resurgir un diluvio universal dentro de ti.

Fue el otro día, cuando, en un momento fugaz de olvido yo escribí algo que aparece en esa libreta… y él me llamó al orden. Cuidado. En un segundo recordé que aquello estaba en mi libreta de “cosas que nunca debo olvidar” y él me contesto “es que hay cosas que siempre tienen que estar allí”. Entonces se me encendió la bombilla y pensé en publicar algunos de los principios básicos que habitan en las hojas de mi libreta, solo por reírme un poco de mi locura injustificada:

– Nunca olvides que aquel que se va sin ser echado, vuelve sin ser llamado.

– No rompas un puente por el que tal vez, algún día tengas que volver a cruzar.

– Que menospreciar y despreciar no significan lo mismo.

– Hay personas tan especiales que podrías escribir un libro, pero ¿quién co**nes iba a leer ese libro?

– No olvides que dos trozos de pizza te pueden hacer olvidar a una persona, así de simple. Si es algo más profundo, añade una napolitana de chocolate.

– Que hay quien se escuda detrás de una pantalla y luego en persona no es para tanto. Es para nada.

– Dedica tu tiempo al que te vio temblar y no te dio calor, pero se desnudó contigo.

– No olvides que las personas bajitas tienen la mala leche concentrada.

– Siempre te arrepentirás de lo que NO hiciste.

– Los vicios se los paga uno mismo, de toda la vida.

– No le hagas la contra al destino que te estampas.

– Acuérdate de cambiar la frase de “no es el momento” ó “no eres tu, soy yo” por la de “fuiste el amor equivocado en el momento perfecto”.

– El silencio estará siempre sobrevalorado. Siempre.

– Apagar el teléfono en horas porno te salva de muchas.

– Todo el mundo debería saber que es un “polvo ninja”, pero no seas tu el que lo explique nunca.

– Las excusas siempre fueron para cobardes, pero en el caso de tener que utilizarlas, sé original. Un cobarde original es otro nivel.

– Nunca te olvides de meter a ciertas personas en el “etcétera” de la frase.

– Que un salvavidas no, pero unos manguitos de vez en cuando, si.

– No te mates intentando buscar un nombre que lo defina, siempre hay una persona que no es tu amigo, ni tu primo, ni tu vecino, ni tu novio, ni animal, ni cosa.

– Acuérdate de los pollos asados para digerir las cosas. Por raciones.

– Toda la gente no piensa como todo el mundo.

– Cuando no quieras contar algo, simplemente respira y di: “nos comimos un chicle juntos”. No falla.

– Nunca olvides que nadie obligó a nadie a comprar papeletas para tu tómbola.

Y termino… con la que me hizo abrir esta libreta: Nunca debes olvidar que sacarle la lengua a un cualquiera puede cambiar la vida de dos “cualquieras”.

Feliz año a todos… otro día os cuento más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: